TIPS PARA CONSERVAR LOS ALIMENTOS

Pic post 2.jpg

Nos gusta consumir los alimentos siempre en óptimas condiciones y sacarles el máximo provecho sin desperdiciarlos. En Estra compartimos contigo estos útiles tips de conservación de alimentos para que sean de ayuda junto con nuestros recipientes herméticos.

1. Mantén los plátanos frescos por más tiempo, envolviéndolos en plástico.

La razón es muy simple: los plátanos liberan gas etileno, que controla el pardeamiento enzimático y la maduración de la propia fruta y de cualquier otra próxima a ella. Gran parte del gas sale de la región que conecta el plátano con el racimo, conocida como vástago. Al envolverlo, se reduce la velocidad del proceso de maduración y, en consecuencia, la fruta no se estropea tan rápido. El proceso es exactamente el mismo que enrollar papaya en hojas de periódico para que demore más en madurar.

2. Almacena las papas con manzanas para evitar que germinen.

Al igual que los plátanos, las manzanas también liberan gas etileno. Esto hace que algunas frutas maduren más rápido, pero también evita que las patatas broten rápidamente.

3. Mantén los tomates boca abajo.

Cuando se almacena un tomate con el tallo hacia abajo (a temperatura ambiente, no en la nevera), esta posición impide que el aire y la humedad entren por el lugar dónde el fruto fue arrancado al momento de la cosecha. Esto extiende un poco su vida útil.

4. Guarda los limones en el refrigerador para mantenerlos jugosos.

Hay varias formas de almacenar los limones, pero después de probar varias de ellas, un famoso programa de cocina en la televisión estadounidense, llamado America’s Test Kitchen, llegó a la conclusión de que la mejor forma de conservación es almacenarlos en el refrigerador. Esto hace que permanezcan más jugosos.

5. Mantén el pan rebanado a temperatura ambiente, fuera de la nevera.

Parece que cada persona tiene una idea diferente sobre dónde almacenar el pan. La ciencia, sin embargo, sugiere que la mejor manera de ahorrar es a temperatura ambiente, es decir, fuera de la nevera. La razón es que la temperatura más baja de un refrigerador hace que el proceso de deshidratación se produzca más rápidamente. Recuerda que tenemos un recipiente Lock & Lock especial para almacenar el pan.

6. Mantén las frutas más delicadas, como fresas y moras en una sola capa, para mantenerlas frescas.

Parece que la mayoría de las frutas delicadas – por ejemplo, las frutas rojas como las fresas, arándanos o frambuesas – se estropean muy rápidamente, ¿no es así? Una forma de mantenerlas frescas e ideales para el consumo durante más tiempo, es que las almacenes en una sola capa. Es decir, sacarlas de las bandejas en las que se comercializan normalmente (con varias capas de fruta, una encima de la otra) y distribuirlas en una sola capa en un recipiente adecuado. Esto evita que el jugo de la fruta se fugue y perjudique las capas a continuación.

7. Mantén la leche en el estante superior del refrigerador.

Esto es muy simple: en la mayoría de los refrigeradores, la plataforma superior tiene una temperatura más constante, porque ahí es donde está el termómetro. Por lo tanto, lo ideal es que se almacenan en este sitio los productos lácteos – Productos como el queso, la leche, el requesón, mantequilla, etc – , ya que son los alimentos más propensos a echarse a perder si no se mantiene a la temperatura adecuada.

8. Evita que la salsa de guacamole oscurezca añadiendo un poco de agua.

Decidiste hacer una noche mexicana en casa, pero acabaste sobrestimando el hambre de tus invitados y sobró guacamole, una delicatessen típica hecha a base de aguacate. Si lo dejas en la nevera durante la noche, la salsa tiende a presentar un color más marrón en la parte superior. Para evitar esto, agrega una capa delgada de agua sobre ella. El agua es una barrera contra el oxígeno y evita que se oscurezca la salsa.

Esperamos que estos consejos te sean útiles y hagan tu vida más práctica.